De De
Colegios

Las dependencias educativas de la simbólica Congregación están desarrollando un detallado plan para ayudar a sus estudiantes a desarrollar una convivencia más armoniosa y respetuosa en las redes sociales, desarrollando vocabulario tecnológico y concientizando sobre sus riesgos.

Durante el último año y medio, probablemente se ha hablado millones de veces sobre la forma en que la irrupción del coronavirus alteró por completo el estilo de vida de la sociedad. La educación fue uno de los sectores más significativamente afectados; los establecimientos formativos del mundo se vieron forzados a cerrar sus dependencias y transferirse a un mundo virtual que aún no se encontraba formado por completo.

Para la congregación de Salesianos de Don Bosco, más que un desafío, este mundo virtual representaba un sinfín de oportunidades. Desde el año pasado, la institución a cargo de 22 escuelas a lo largo del país trabaja en Buenos Ciudadanos Digitales, un plan de acción que ofrecerá herramientas y orientación a sus estudiantes mientras navegan el mundo digital.

Rubén Montecinos, Encargado de Convivencia en la sede de Salesianos de Linares, cuenta que el inicio del primer semestre de 2020 fue “como en todas las ciudadanías, medio caótico”. La vida de educación virtual comenzó a sobrepasar a los profesores, y la brecha de tecnología y conectividad siempre estaba presente en más de una familia. Como si fuera poco, sólo durante la pandemia, el colegio registró cuatro casos de cyberbullying, en dos ocasiones involucrando hackeo telefónico.

Fue entonces en el tercer trimestre del año pasado, que comenzó a gestarse la iniciativa de educación digital. “La Congregación se dio cuenta de que estábamos transitando en otra área”, explica Rubén, “donde había patios virtuales en los que no estábamos preparados para llevar a los estudiantes”. El plan se empezó a desarrollar con la ayuda de un diagnóstico realizado por la Universidad Católica Silva Henríquez en la sede Salesiana de Macul.

Esto puso en perspectiva algunos de los problemas centrales para el plan: la falta de educación sobre el mundo digital, el consumo de contenidos inapropiados, y deficiencias en la interacción virtual. “Incluso”, recuerda sorprendido Rubén, “se dieron cuenta de que niños hasta de 4° básico ya operaban las tarjetas de crédito de sus padres, compraban juegos y estos ni se daban cuenta”.

2021 se centró en la preparación del programa, dividido en contenidos para kínder, material para niños en 4° básico y jóvenes en 8° básico, acercándose a la enseñanza media. Buenos Ciudadanos Digitales aún se encuentra en desarrollo, con miras a aplicarse oficialmente desde 2022, pero se han hecho pruebas. “Primero, trabajamos específicamente lo que es ciudadanía digital, buscando material para que los profesores reforzaran en la sesión de orientación. Les explicamos a los chicos lo que es la huella digital y su importancia”, detalla Rubén.

“Nos dimos cuenta de que no hay buena formación ciudadana en el área digital”, añade. “Está todo enfocado a que los niños deben ser críticos y reflexivos, pero hoy en día no son así virtualmente. Después, cuando se enfrentan cara a cara, no son capaces de decir lo que plantean en sus redes sociales”. El objetivo de este detallado plan es fomentar la convivencia armoniosa y los espacios seguros para la juventud en la internet.

Para el Encargado de Convivencia, comenzar a desarrollar esta iniciativa ha sido un proceso muy fructífero, que permite a la comunidad fortalecer sus lazos a través de la tecnología y la modernidad, como muestra del compromiso y entrega de los Salesianos. “Creo que el rol de nuestro colegio y de nuestra Congregación es que los chicos sean felices”, determina Rubén. “Que lo que nosotros les entregamos, más que el contenido pedagógico, sea el contenido de la vida. El qué van a aprender realmente ellos para que lo puedan aplicar en la vida”.

 

 

Deja Tu Comentario